sábado, 2 de agosto de 2008

"LA ÚNICA VEZ QUE FUI REALMENTE FELIZ"

Hola a todos... lo que sigue es una especie de relato que pretende formar parte de una novela de largo aliento. Uno de esos proyectos que pasan meses y meses guardados en un cajón y que, en momentos como éstos, parecen condenados a no salir de allí. Espero les guste, a ver si me animo a continuarlo... saludos... gracias por leer y comentar...


"Aquella noche fue inolvidable. Podría hablar del día completo, pero la palabra "noche" expresa mejor las cosas. Fue una noche que comenzó a las 12 del mediodía y que se extendió hasta las primeras horas del día siguiente. Es más, llegó a extenderse en realidad hasta un mes después. Durante todas esas horas, las cosas que se dijeron y las que se hicieron me instalaron en el pecho y en el alma la sensación de que todo el pasado había valido la pena y que cualquier cosa que se pensara sobre el futuro podía hacerse realidad. Al mismo tiempo, toda esa elucubración mental se esfumaba por la urgencia de vivir a plenitud lo que estaba sucediendo en ese instante, como si inconscientemente supiera que más allá de todo, lo más valioso era ese presente, como si alguien me hubiera dicho que era una oportunidad irrepetible, algo que nunca había pasado y que no volvería a pasar. Lo sensorial y lo espiritual se encontraron y se juntaron de una forma inédita, casi irreal. Cada palabra, cada gesto, cada idea, cada proyecto formaron toda una vida, todas las cosas que hasta ese entonces parecían inaccesibles. Después, como es natural, volvieron a ser inaccesibles todas esas cosas. Hoy, que se cumplen aquellos dos años de los cuales se habló esa noche, recuerdo con mucha claridad que, de regreso a casa, hacía planes para que, pasara lo que pasara los siguientes 730 días, pudiera hacer realidad esa hermosa ensoñación. Hoy, que la realidad ha vuelto a instalarse, horrible y pétrea, delante de mí, me pregunto "¿qué pasó?". Jamás olvidaré nada de lo que aquella noche, larguísima, eterna, sucedió. Jamás dejaré de añorarla y agradecerla, de pensarla y extrañarla. Miles de veces escuché eso de que "la felicidad es sólo un momento" o que "está formada por momentos"... aquella noche constituye la confirmación de que ese adagio es la pura verdad. Aquella noche que duró dos meses fue, sin lugar a dudas, la única vez que fui realmente feliz".

Hasta la próxima...

5 comentarios:

HeNrY dijo...

Interesante Jorge, pero (desde luego) hace falta un pelín de información extra... saludos.

Jorge Luis dijo...

Gracias... tiene que seguir evolucionando pessss... saludos también...

Anónimo dijo...

Oiga Dr. esa historia me parece algo conocida o es pura coincidencia chessss... continue escribieno, oiga escriba algo de los proximos conciertos que se avecinan.... JR

Jorge dijo...

Hasta que por fin te animas a comentar... es el inicio de una historia ficticia, un ejercicio de catarsis como todo lo que tiene que ver con escribir... saludos... gracias por leersh y comentarsh...

Anónimo dijo...

Dr. Lo felicito por su blog. Los mejores que he leido.
Siga con este proyecto...
Saludos
LC Tapia