viernes, 16 de julio de 2010

GUITARRAS EN CONCIERTO

Vamos a decirlo de una sola vez y sin muchos rodeos: para mí, Pepe Torres es la primera guitarra del Perú. Desde hace muchos años pienso así, aunque la prensa especializada - y la no tan especializada - ha impuesto a Oscar Avilés ese título. Esto sin dejar de decir, claro está, que en ese juego arbitrario de los rankings, don Oscar figura en un inalcanzable segundo lugar debido a su influencia, sus inmensos aportes al desarrollo de la música popular y desde luego, su alucinante talento.

Entre nosotros, el título de "la primera guitarra del Perú" adquiere un carácter nobiliario si tenemos en cuenta que el Perú es, desde hace mucho, un país productor de excelentes y talentosos guitarristas que, desde hace varias décadas, han dejado el nombre de nuestro país en alto en diversos escenarios dentro y fuera de nuestras fronteras, interpretando tanto música criolla como música andina.

Buenos ejemplos de eso, además de los mencionados Torres y Avilés - los patriarcas de la guitarra criolla post-Pinglo - son pues, Rafael Amaranto, Álvaro Lagos, Carlos Hayre, Raúl García Zárate, Manuelcha Prado y un largo etcétera de lo que podríamos llamar "la primera generación" de una tradición que, a pesar de las idas y vueltas del mercado musical, las imposiciones de artistas desechables (nacionales y extranjeros) y el cada vez menos entrenado gusto y apreciación del público en general, se mantiene viva, vigente y en permanente crecimiento y desarrollo, al punto de que podamos hablar de una "segunda generación" de talentosos guitarristas que, como los arriba mencionados, cosechan triunfos dentro y fuera del país.

Podemos hablar por ejemplo de Ramón Stagnaro, exitoso guitarrista peruano que trabaja en sesiones y conciertos de artistas internacionales como Yanni, U2, entre otros; de Willy Terry, que se ha convertido en una especie de Ry Cooder nacional, redescubriendo viejas glorias de nuestro criollismo, ese que permanece escondido en los solares de barrios de antaño. Otros nombres igual de notables son Lucho Gonzáles, Félix Casaverde, Coco Linares, Óscar Cavero, entre otros.

Mención aparte merece el maestro Javier Echecopar, quien ha desplegado un valiosísimo trabajo de investigación y búsqueda de las raíces de la música colonial y barroca en el Perú, y que es además un impresionante concertista clásico, poseedor de un talento que ha sido reconocido en los círculos musicales más exigentes.

Y más recientemente, músicos como Andrés Prado y Yuri Juárez (el primero muy activo en los circuitos jazzísticos de los EE.UU. y el segundo, reciente ganador del Grammy Latino por su álbum debut como solista) vienen demostrando enormemente que, efectivamente, el Perú es tierra de guitarristas. Sin embargo, cuando uno enciende la televisión ve con asombro que los "músicos" más promocionados son personajes como por ejemplo los Hermanos Yaipén, que chocan sus camionetas en las carreteras, promueven anti-valores en sus monótonas canciones y ganan millones a costa de la incultura y ese gusto por la baja calidad, cada vez mayor entre el público en general.

Pero retomando, decía que Pepe Torres es a mi entender, el mejor guitarrista del Perú y no solo porque no se limita a lo criollo, género que más cultiva, difunde e interpreta sino que además es un eximio concertista capaz de tocar piezas del repertorio clásico de la guitarra como Recuerdos de la Alhambra de Francesc Tárrega o melodías latinoamericanas como Pájaro Campana, etc. sino además porque cumple una función admirable de pedagogía, a través de su academia, en la cual forma desde hace 39 años, a nuevas generaciones de instrumentistas y amantes de la guitarra que aprenden en sus aulas no solo a tocar la guitarra, sino también a familiarizarse con la música peruana y a desarrollar cariño por lo nuestro, en una época como esta, tan contaminada por la alienación y por la basura esparcida con ventilador desde los medios de comunicación masiva, incapaces de generar el cambio que nuestra cultura necesita a gritos.

Precisamente, este lunes 19 de julio, el maestro Pepe Torres celebrará junto a sus alumnos y algunos invitados especiales, su 39no. aniversario como impulsor de la guitarra en el Perú, en un show que promete melodías, armonías y acordes inolvidables con interpretaciones de conocidas piezas criollas, latinoamericanas y clásicas. La cita es en el auditorio de la Biblioteca Nacional, a partir de las 7 de la noche. Están todos cordialmente invitados.

3 comentarios:

Luder. dijo...

Estoy deacuerdo contigo , Pepe Torres es la primera Guitarra del Peru hace años y ha influenciado a TODOS con sus magistrales arreglos , su capacidad para escribir , y tambien el trabajo en la docencia en la cual se denota el alto grado de virtuosismo al abordar la musica culta de todas las epocas. hace tiempo Pepe torres merece los laudos absolutos por su amplia trayectoria.
atentamente.

Alberto Hernández Gauna dijo...

También estoy de acuerdo, Pepe Torres es un excelente guitarrista y lo ha demostrado muchas veces en los diversos recitales en el exterior, eso es innegable, pero también no olvidemos que los guitarristas Oscar Aviles, Rafael Amaranto, Javier Munayco han creado un estilo muy particular y sumamente identificable en sus producciones discográficas, es decir, con mucha facilidad se puede identificar por el sonido y el estilo de ejecución de guitarra cual de ellos es, esto está plasmado nitidamente en las introducciones que ellos crearon para los temas de los Morochucos y Fiesta Criolla en el caso de Aviles. Lucha reyes, Los dávalos Luis Abanto Morales y muchos otros intérpretes para el de Amaranto y Eva Ayllon,los Cholos y otros diversos interpretes para lo que corresponde a Munayco.

Alberto Hernández Gauna dijo...

Es innegable que Pepe Torres es un excelente guitarrista y esto lo ha demostrado en sus diversos conciertos que ha hecho en el exterior, pero no olvidemos que Oscar Aviles, Rafael Amaranto y Javier Munayco han dejado impregnado sus estilos en todas sus producciones discográficas, es decir, por el sonido y por la forma de ejecución de la guitarra ellos son inconfundibles, esta demás decir que existen innumerables temas que antes de ser interpretados, estos son ubicados solo por la introducción que ellos crearon para cada una de ellas,