lunes, 12 de noviembre de 2007

UN ENEMIGO MENOS PARA BUSH


Hace un par de días falleció Norman Mailer, uno de los escritores norteamericanos más polémicos y trascendentes de la segunda mitad del siglo 20. Si el actual Presidente de los EE.UU., el siempre sorprendente "Mr. Danger" George W. Bush, tuviera afición por el hábito de la lectura, podría sentarse a festejar la desaparición de uno de sus peores enemigos, un intelectual transgresor a quien no le temblaba la mano para criticar sus afanes imperialistas, en nombre de la defensa norteamericana frente al "Eje del Mal": "Mi hipótesis es que George W. Bush y otros conservadores han llegado a la conclusión de que la única forma en la que pueden salvar a Norteamérica, y sacarla de su descalabro actual es convertirse en un régimen con una mayor presencia militar con pretensiones imperiales. Irak es la excusa perfecta para moverse en esa dirección imperialista. La guerra contra Irak, tal y como fue concebida originalmente, iba a ser un dramático y rápido paso que les permitiría controlar el Cercano Oriente, no sólo por el petróleo que hay allí, sino también por toda el agua que viene del Tigris y el Eufrates" (2003).

Mailer, escritor y periodista de origen judío, pasó de ser uno de esos literatos malditos, socialmente incorrectos, apólogo de la violencia y conspicuo practicante de casi todos los desordenes y vicios habidos y por haber en los hippies 60s a convertirse en una de esas voces solitarias e influyentes que trataban de defender al imaginario colectivo norteamericano del control mental ejercido desde el poder y desde una prensa genuflexa e inculta, que contribuía - y contribuye hasta ahora - al perpetuo estado de ceguera de las grandes mayorías en el país del Tío Sam.

Desde luego, los aspectos más oscuros de su personalidad, muy criticables algunos por cierto, son los que vienen siendo recordados con mayor fruición por múltiples reseñas y obituarios. En unos casos por esa enfermiza adoración por todo lo torcido que domina el mundo de la cultura y del espectáculo (mientras más bizarro, mejor) y en otros, me da la impresión, con la intención de minimizar el caudal crítico y anti-Bush de las intervenciones más recientes del octogenario cronista, más cercanas a las visiones de personas como Noah Chomsky o Susan Sontag (también desaparecida hace unos años atrás). Si la prensa le hubiera dedicado al alcoholismo superado de Bush el mismo espacio que hoy le da al de Mailer, quizás la historia sería un poco diferente...
En fin, la muerte de Norman Mailer el iconoclasta, ese viejo ganador de dos Pullitzer cuyo aspecto reciente era una combinación de Fernando de Szyszlo con Albert Einstein, deja sin una de sus voces más importantes a la oposición mundial. Es cierto que Mr. Bush no lee mucho, pero ya sus asesores le deben haber dado la noticia...

3 comentarios:

Ricardo dijo...

Por eso los gringos están como están (y por eso el mundo occidental está como está)...porque los medios marginan a los intelectuales y encumbran a los políticos (que de intelectuales muchas veces no se pueden jactar)
La prueba es que, los detalles de este sensible fallecimiento no figura mucho ni en internet ni en la prensa local, pero qué bien que se despachan con el famoso "por qué no te callas" surgido en un lío de comadres que algunos buenotes han bautizado en forma cándida como "cumbre latinoamericana"...por eso Denegri dice que nuestra especie se dirige a la extinción - cuando menos mental.
saludos
Ricardo

Jorge Luis dijo...

Así es... Mailer (como Chomsky, Sontag, Zappa, Moore y un corto etc.) representa a ese reducido pero substancioso frente de personajes que, desde sus áreas de actividad (la literatura, el análisis político, la filosofía, el cine) se han dedicado a descubrir los lados oscuros del "american way of life" y sus trabajos están disponibles pero absolutamente marginados de los medios de difusión "oficiales"... en Internet existe The Norman Mailer society (www.normanmailersociety.com) donde figuran entrevistas, reseñas, galería de fotos, etc... así mismo hay un link para leer The white negro (El negro blanqueado) escrito en 1957 (http://dissentmagazine.org/article/?article=877)... saludos y gracias por entrar...

Jorge Luis dijo...

...una aclaración, la traducción correcta es "El negro blanco" no "blanqueado"... perdón por el lapsus...